Portada » CMQH Episodio 45

“Nadie quiere conectar con alguien que quiere parecer perfecto” con Nathan Manzaneque

Te han hecho creer que para comunicar es necesario ser un orador/escritor increíble. ¿Y si eres un fantástico orador pero dejas de ser tú mismo?

Oye, no está nada mal ser un gran speaker.

Pero lo que hace grande a un comunicador es su capacidad para conectar y motivar a su público.

Igual te suena raro pero, en general, las personas necesitamos saber cual es la motivación del que tenemos enfrente.

Necesitamos creer en lo que nos están diciendo y una de las formas que tú tienes para conseguirlo es hablarles de tu porqué, eso que hace que tus contenidos sean tuyos y de nadie más, eso que te hace único.

Todo esto suena muy bien pero para llegar a eso, va tocar hacerte muchas preguntas incómodas.

La primeras pueden ser las siguientes:

¿Qué te hace diferente de los demás?

¿En qué eres bueno?

La diferencia entre un buen comunicador y otro del montón, es que el bueno no proyecta una imagen falsa de sí mismo.

¿Quieres más preguntas?

Venga!

¿Quién eres de verdad? ¿Qué aportas de diferente a nivel profesional? ¿Cómo vas a proyectar tu mensaje?

Comienza resolviendo estas preguntas y empezarás a tener razones para que tu audiencia quiera escucharte y comprarte.

Para conseguir que tu comunicación deje de ser informativa y pase a ser inspiradora. Mira esto.

Deja de ser un espectador más y aprende a crear tu propia audiencia: 

Recibe emails cargados de píldoras para aprender comprimir tu conocimiento en contenidos altamente atractivos.

Please wait...

Gracias por apuntarte. En breve te llegará un email con el acceso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba